googlemaps

La Alhóndiga es uno de los edificios memorables de Bilbao, comenzó siendo un almacén de vino en 1909, quedando abandonado tras un incendio.

Después de años de abandono el Ayuntamiento de Bilbao lo restauró y acondicionó para crear un espacio donde resaltar y promocionar la cultura.

Esta reutilización del majestuoso edificio del Ensanche bilbaíno fue llevada a cabo por el arquitecto Ricardo Bastida, el cual vació el inmueble y adhirió tres espacios contiguos sustentados por 43 columnas.

La fachada original mantiene el estilo del clasicismo mientras que su interior es urbano, singular y original, el contraste representa el espíritu actual de la ciudad y como está se ha adaptado a los nuevos tiempos.

Sin duda, la particularidad del centro son las columnas, cada una de ellas distintas, cada una de ellas contando una historia. No hay un orden establecido para recorrer las inmediaciones, esto permite al espectador reflexionar y apreciar el arte desde su perspectiva. ¿Te atreves a encontrar tu columna ideal?

Además de un centro cultural, de ocio y deportivo también cuenta con una sala de exposiciones, una piscina cubierta, un auditorio, varias salas de cine y un restaurante.

Más museos de Bilbao

Enlaces de interes