googlemaps

Artxanda es uno de los montes que rodea Bilbao, guarda una de las mejores vistas de la capital, las cuales podemos disfrutar a través del funicular instalada en 1915.

Desde siempre el monte ha sido un punto de encuentro para los bilbaínos, ya fuera para pasear o para pasar el domingo disfrutando del entorno. Hoy en día es accesible para cualquier tipo de público gracias a la instalación del funicular, el cual lleva en funcionamiento desde principios del siglo XX. Su funcionamiento se ha visto afectado solo en dos ocasiones, durante los bombardeos de la Guerra Civil y las inundaciones de 1983.

El funicular pasa cada 15 minutos y su recorrido dura 3 minutos hasta la cima, desde allí puedes disfrutar de una de las vistas más bonitas de la ciudad, viendo al Ría de Bilbao y los montes que rodean.

También verás dos esculturas, “El engranaje” una escultura que simboliza los primeros funiculares y “La huella dactilar” en honor a las víctimas de la Guerra Civil.

Para terminar la visita, dos recomendaciones, acude al atardecer para disfrutar de una vista panorámica inmersa en la luz anaranjada y, si es posible, come en uno de los restaurantes cercanos (lo típico es el chuletón).

Más barrios y zonas de Bilbao

Enlaces de interes