Weather Data Source: sharpweather.com
googlemaps

Situada en pleno centro histórico de Santiago de Compostela se alza el corazón de Galicia, la catedral de Santiago de Compostela, allí donde supuestamente reposa el Apóstol Santiago el Mayor.

Cuando miramos la fachada de Santiago podemos ver un edificio vivo, reflejo de los tiempos, vigilante de los miles de peregrinos que año tras año finalizan el camino a sus pies.

En su origen la catedral era de estilo románico, conforme fueron pasando las ampliaciones se incorporaron elementos de los estilos del momento, como gótico, renacentista y barroco. Su estructura cuenta con varias torres, dos de la fachada principal, la Torre de las Campanas y la Carraca y la de la Berenguela.

Su interior lo conforma una planta de cruz latina de tres naves, típica de los lugares pensados para el peregrinaje, allí es donde se encuentra el sepulcro de Santiago y sus dos discípulos.

En el exterior nos esperan tres plazas, la plaza del Obradoiro, las Platerías y la Quintana.

Al visitar la catedral hay dos elementos que no te puedes perder, el pórtico de la gloria y el botafumeiro.

El pórtico es considerado una de las representaciones románicas más icónicas del arte, con más de 200 figuras talladas hace más de 800 años por el Maestro Mateo. Se trata de un conjunto de tres arcos que encuadra el simbolismo en la Salvación del Hombre.

Por otro lado, el botafumeiro es uno de los elementos más icónicos de la catedral, se trata de un enorme incensario usado para purificar a los feligreses desde el medievo. Podrás ver este objeto tan característico en las misas más representativas para Santiago como la misa del peregrino.

Como última recomendación, puedes visitar la cubierta de la catedral y ver todo el entramado que la compone además de las espectaculares vistas desde el cielo. Podrás acceder a ello desde la torre de Carraca.

Más monumentos de Santiago de Compostela

Enlaces de interes